·

Orca

Tienes todo el cielo para volar, todo el mar para nadar, como siempre lo has hecho. Para eso tienes las alas, para eso las aletas. No, no hay jaula tan grande, y tampoco piscina en la que quepa tu libertad.